log in

  

La Reducción del Riesgo de Desastres, la llave para evitar emergencias naturales y propagación del Covid-19 en Jericó

-A través de la intervención del Dapard en el sector de La Comba se han reducido riesgos asociados a movimientos en masa y avenidas torrenciales, de lo contrario, los albergues serían foco de contagio por Covid-19.

La solidaridad tiene tinte a reducción del riesgo de desastres, esta es la premisa que ha estado presente en los últimos días en el sector de La Comba en el municipio de Jericó. Allí, la población ha visto cómo sus viviendas han sido seriamente afectadas por inundaciones y avenidas torrenciales, y hoy, gracias a las intervenciones del Departamento Administrativo del Sistema para la Prevención, Atención y Recuperación de Desastres, Dapard, se ha constituido un cambio importante para evitar afectaciones en la primera temporada de lluvias y posibles contagios durante el aislamiento preventivo obligatorio por el Covid-19.

El 4 de noviembre de 2019, los jericoanos y turistas vieron como el lodo de una avenida torrencial y la incertidumbre irrumpían en el municipio de la Santa Madre Laura. Oscar Alonso Ospina, comunicador y habitante del municipio, cuenta como pasadas las 12:00 a.m. el operador de la planta de tratamiento de agua activó la alarma y permitió la salida de las personas de La Comba y sus alrededores.

También, vio como el agua de la quebrada de La Comba arrastraba consigo todo el sedimento que pudo encontrar en su camino e inundaba y destruía varias viviendas del turístico pueblo. Alrededor de mil personas fueron evacuadas y 200 albergadas después del desconsuelo de haber perdido sus enseres, pero con la tranquilidad de ver con vida a sus paisanos.

Don Juan Carlos Cuartas, también es habitante de La Comba. Él, hoy ve con gratitud y alivio que las laderas lindantes con su sector hayan sido intervenidas a través de un perfilamiento y terraceo para evitar desprendimientos de tierra, y para que la quebrada siga su curso y no tenga ningún tipo de obstrucción, tal y como la tuvo el pasado noviembre.

Las versiones antes mencionadas se remiten a contar historias que, aunque recordadas, no se quieren volver a contar. Es allí cuando la reducción del riesgo juega un papel fundamental para evitar este tipo de emergencias y más en tiempo de confinamiento por el amargo Covid-19.

Las acciones ejecutadas por la Gobernación de Antioquia, ya finalizadas, redujeron significativamente la preocupación de las autoridades locales, que no solo se enfrentaban a los eventos de la naturaleza ante la temporada de lluvias, sino que con la llegada del Covid-19 al departamento, su temor de contagio disminuyó, pues, aunque este municipio del Suroeste antioqueño no posea casos positivos, de presentarse alguna emergencia los albergues podrían ser focos de contagio.

Así lo manifestó el secretario de Planeación de Jericó y coordinador del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres, Juan Carlos Arias, quién en días pasados agradeció al Dapard por esta intervención con maquinaria amarilla, ya que se presentaron fuertes precipitaciones por la conocida ‘borrasca de mayo’ y tanto el canal natural como la ladera de La Comba se comportaron de la mejor manera, sin generar ninguna emergencia en el sector.

Esta es una muestra fehaciente de la relevancia que se le debe dar a la reducción del riesgo, que no solo contempla eventos naturales, sino que como en el caso del Covid-19, se asocian riesgos biosanitarios y epidemiológicos, para lo que se deben implementar acciones de mitigación, como la de Jericó, que generen bienestar y tranquilidad en los antioqueños.

La Gestión del Riesgo de Desastres

Departamentos Administrativos