log in

  

La URPA trabaja en un nuevo modelo para la planeación del agro en Antioquia

Medellín, 20 de mayo de 2020

- En busca de soluciones a los problemas del agro, la URPA está utilizando la metodología de polos de desarrollo agrotecnológicos, con el propósito de convertir a las subregiones del departamento en referentes de crecimiento económico a través de la especialización de los municipios con vocaciones similares.

- Identificar la vocación productiva de los suelos, es uno de los objetivos de este modelo que ya realizó el piloto en el Oriente antioqueño.

Los miembros de la URPA -Unidad Regional de Planeación Agropecuaria-, que pertenecen a la secretaría de Agricultura de Antioquia, diagnosticaron entre los meses de enero y febrero la situación del agro en Antioquia. Evidenciaron baja asociatividad, pues solo el 0,1% de los productores hacen parte de organizaciones; bajo nivel formativo, porque el 50% de los productores solo cursó la primaria y un 15% no tiene ningún nivel educativo; existe además una alta inequidad al acceso de tierras, según el Gini, la inequidad es de 0,8/1,0; asimismo, se mantiene la falta de conectividad, pues solo el 10,7% de las vías terciarias están pavimentadas; y la obsolescencia y la ausencia en innovación productiva, se evidencia, ya que solo el 8% de los productores usan las nuevas tecnologías. El diagnóstico concluye que las problemáticas más latentes del agro en Antioquia son el déficit en el balance producción/consumo, la poca eficiencia de las cadenas productivas y, el desconocimiento de la vocación del suelo.

Teniendo en cuenta el panorama descrito, la URPA plantea una solución a la baja eficiencia en los niveles productivos y consecuentemente descenso en los ingresos de los productores, con el proyecto de polos de desarrollo agrotecnológicos, estos consisten en especializar cada subregión de acuerdo con su vocación productiva, por medio de la modernización tecnológica del campo. Esta estrategia fundamenta sus bases en el modelo de agricultura 4.0 o de la Cuarta Revolución Industrial. Pretenden utilizar la tecnología para darle información útil a los productores, sobre la vocación del suelo -de cada hectárea- de sus predios y el número de toneladas que estos pueden producir.

Jesús Andrés Cardales, doctor en Desarrollo Territorial de la Universidad de La Habana, es el director de la URPA en Antioquia, quien señala que: “Estamos proponiendo un modelo que dé un salto cuántico. Queremos especializar a cada subregión con su vocación productiva, convertirlas en referentes de crecimiento económico y que se vuelvan competitivas en la generación de bienes y servicios”. Enfatiza en que el valor del modelo recae en que es una iniciativa científica y técnica, basada en datos. Además, asevera que el método sigue en construcción y están identificando la mejor forma para socializar la información con los productores a medida que vayan arrojando los datos de cada subregión.

El piloto del proyecto se realizó en el Oriente del departamento, donde se involucraron los municipios de Rionegro, Marinilla, El Carmen de Viboral y El Santuario. La URPA planea para este año diagnosticar polos productivos agrotecnológicos en las subregiones del Bajo Cauca y Urabá. Además, está atenta a los escenarios donde puede obtener mejores rubros y desarrollar el método propuesto de planificación de la ruralidad en Antioquia.

La URPA trabaja en un nuevo modelo para la planeación del agro en Antioquia

Departamentos Administrativos