log in

  

La vacuna contra la crisis en las empresas se llama transformación

Es claro que la pandemia causada por el Covid-19 y sus consecuentes medidas de aislamiento obligatorio, trajo consigo cambios drásticos para todas las personas, las familias y las empresas, que bien sea grandes o pequeñas, enfrentan una nueva realidad que desconocemos, cuánto va a durar, o si llegó para quedarse.

“Esta emergencia nos cogió a todos por sorpresa y ha generado mucha incertidumbre”, así lo expresan tres expertos que la Secretaría de Productividad y Competitividad de Antioquia consultó, para analizar el desafío al que se enfrentan las pequeñas empresas y las opciones para seguir adelante y resistir en la economía post-Covid.

La situación para las pequeñas empresas es compleja, más del 70% no tienen flujo de caja para más de 15 días y el 90% no tienen para más de 30 días y las líneas de crédito son difíciles para los emprendedores, aseguran los especialistas.

En este momento la pregunta esencial que surge es: ¿cuáles son las empresas mejor preparadas para enfrentar la crisis económica como consecuencia de la pandemia?. Se dice que volver a la normalidad llevará tiempo, pero para quienes se han dedicado a analizar este fenómemo, no se trata de una normalidad cualquiera, pues estamos entrando a nuevos entornos que obligan a tomar acciones rápidas.

Se trata de una “nueva normalidad” que aceleró un cambio, pues lo que se pensaba que ocurriría en, tal vez 10 años, como por ejemplo un mundo 100% digital o la reducción del dinero en efectivo con la bancarización, ya está aquí, en un escenario donde prima lo virtual, montarse en el bus de la tecnología es entonces inevitable, “la forma de trabajo ya está cambiando, todo a un toque, todo a domicilio, todo muy remoto”, expresan estos conocedores del tema.

Estos cambios tan repentinos obligan a establecer nuevas estrategias, las empresas que comprendan esto, podrá sobrevivir al nuevo contexto, pues según afirman los expertos “el Covid es el consultor de transformación más exitoso que hemos tenido en los últimos años, porque está presionando a las compañías a transformarse muy rápidamente”.

¿Pero cuáles son las características de esta llamada “nueva normalidad”?.

El mundo está obligando a las personas y a las organizaciones a moverse en un entorno digital para el cual no todos están preparados ni todos conocen. La gente se está enfrentando a una gran cantidad de contenidos en la red, dado que todos los sectores están siendo obligados a migrar allí, por lo tanto lograr destacarse es cada vez mas complejo, lo que implica tener un mejor diseño de lo que se hace, una mejor narrativa y una mayor personalización de la comunicación con el cliente.

La premisa es reinventarse a partir de las capacidades y recursos con los que cuentan las empresas; pero no se trata de mirar a su interior, el cambio se debe dar en el ecosistema, es decir, aprender a moverse dentro del conjunto de empresas y negocios que comparten intereses para colaborarse entre ellos, pero coexistiendo y progresando juntos hacia un mejor servicio al cliente. En otras palabras, esta opción se resume en la capacidad del empresario de hacer alianzas.
Apropiar tecnología con creatividad es otra herramienta fundamental, a muchos “los cogió corticos” el tema de la transformación digital, porque a veces es lenta, costosa, hay restricciones de caja o recursos humanos limitados, por eso se habla de apropiar soluciones que ya existan en el mercado, que no es más que apoyarse en tecnologías ya desarrolladas, adoptarlas y adaptarlas al contexto de la empresa.
Aunque ya la pandemia comienza mostrar el impacto sobre la economía y específicamente sobre las organizaciones, falta mucho por saber hasta dónde llegará ese impacto negativo, pero lo que sí está claro para los analistas es la necesidad de reaccionar hacia una transformación, esa es tal vez la vacuna que las protegerá y muy especialmente a las más pequeñas, preservará los empleos y permitirá que no se pierda lo logrado con el esfuerzo que significa crear y mantener una empresa en el tiempo.

Ver en esta crisis una oportunidad es la salida. Se trata de un período de dificultades, aprendizajes y retos, así lo ven los especialistas:

Juan Fernando Tavera, Economista del Desarrollo y consultor empresarial en Marketing.

“Si queremos circunscribirnos en las experiencias digitales dentro de ese mundo del consumidor, que cada vez tiene más saturación de ofertas, es obligatorio que nos concentremos en ese cliente y a partir de sus reales necesidades podamos desarrollar todo el tema de experiencias y de modelos de negocio ajustado a esas características. Hay prioridades que como sociedad debemos tener presentes: las oportunidades de desarrollo, la inclusión, las posibilidades de acceso a internet y el tema medioambiental, pero como líderes de nuestras organizaciones es importante reconocer que el principio y la base de cualquier organización son los seres humanos y por lo tanto a partir de allí, debemos repensar nuestros negocios. También debemos entender que la incertidumbre puede ser minimizada pero no totalmente controlada y podemos escoger cuál es la actitud con la que asumimos esas circunstancias que no controlamos”.

Sebastián Castrillón, emprendedor y empresario, con amplia trayectoria en el área de estrategia gerencial en Ciencia, Tecnología e Innovación.

“El Covid nos pega a todos por igual, empresas grandes, pequeñas, nacionales e internacionales y como nos puso a todos por el mismo racero, tenemos la oportunidad por primera vez en la historia de estar al mismo nivel de un suizo, un gringo, un alemán, esa es una gran oportunidad de mercado porque nos obliga a transformarnos, pero en igualdad de condiciones con el mundo. Las transformaciones digitales finalmente empiezan por transformar a los seres humanos y esta situación nos ha llevado a volver a lo más básico de la vida y nos ha dado una gran lección de humildad, demostrándonos que no somos seres superiores, que estamos lejísimos de dominar la naturaleza. Son muchas las profesiones y oficios que han sido subvalorados, pero que son esenciales para la vida y son los que al final mueven la economía, y es ahí donde nos tenemos que enfocar, este es un llamado interesante para el empresariado y la humanidad en general”.

Elkin Echeverri, emprendedor y empresario con más de 30 años de experiencia en Innovación.

“El poder de muchos es irremplazable. La innovación no es un proceso que se da cuando tengo un problema y hago pruebas hasta que logro lo que quiero obtener, es bajo la capacidad de unión y de la sabiduría colectiva que podemos enfrentar este reto y los que se nos vienen hacia delante, y posiblemente superarlos en un mundo que todos esperamos que sea mejor. Es el momento de buscar que el sistema educativo sea diferente, es un mensaje que deben llevarse las universidades, los colegios, los educadores y en general cada persona; tenemos que exigir y proponer mecanismos de construcción de capacidades del talento tan necesarias para sobrevivir en estos tiempos, para recuperar en menor tiempo lo que esto nos está obligando a perder. Hoy los que más están sufriendo son las personas de más bajos recursos y que ni siquiera el internet les está llegando a su casa o es de tan mala calidad que no les sirve a los jóvenes para estudiar, es un problema que tenemos que solucionar. Que el aprendizaje que nos llevó a corregir los errores, nos permita tener una sociedad mejor, el mensaje es de esperanza, pues el camino está abierto para salir entre todos a construirlo”.

 

Departamentos Administrativos