log in

  

En la primera temporada de lluvias, las precipitaciones estuvieron por debajo del promedio histórico

-56.483.392 litros de agua potable han sido suministrados en 10 municipios antioqueños a través de 36 carrotanques, esto para que suplan sus necesidades básicas, pero también para prevenir una mayor propagación del covid-19.

La temporada de lluvias es esperada por muchos como la época en donde “se moja la tierrita” y para otros, como es el caso de los pobladores del Urabá antioqueño y Bajo Cauca, es la oportunidad de llenar sus cuencas y embalses para el suministro de agua. Sin embargo, la cantidad de agua proveniente de las precipitaciones, no fue la esperada por las autoridades locales ni por la comunidad.

El director del Dapard, Jaime Enrique Gómez Zapata explicó que las condiciones meteorológicas presentes para el 2020 son muy diferentes a la de años anteriores, debido al aumento anormal de las temperaturas del océano atlántico que influye directamente en que, para esta primera temporada de lluvias las precipitaciones disminuyan.

Por ejemplo, en el Valle de Aburrá se presentó el 30% menos de lluvias con respecto a años anteriores, es decir, las precipitaciones estuvieron por debajo del promedio histórico, específicamente durante el mes de abril. Además, se prevé que para lo que resta de esta temporada se mantengan estas condiciones de poca lluvia.

Según el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá, Siata, se formaron altas presiones que han permitido la entrada de aire seco en el país del norte y este, inhibiendo la cantidad de humedad suficiente para que se formen los sistemas de precipitación.

Ante esta situación, desde el Dapard se han venido adelantando varias acciones para que la población que se está viendo afectada por esta situación, pueda suplir sus necesidades básicas, y mantener el constante lavado de manos para evitar la propagación del Covid-19.

Una de estas labores ha sido enfocada en el suministro de 56.483.392 litros de agua potable a través de 36 carrotanques en los municipios de Arboletes, San Juan de Urabá, Necoclí, Turbo, Apartadó, Carepa, Mutatá, Cáceres, Zaragoza y La Estrella, con una inversión superior a los $450 millones. Son alrededor de 207.202 personas las que se han visto beneficiadas.

Esta temporada está por finalizar, por eso el llamado es a trabajar UNIDOS en procesos educativos de ahorro y uso racional del agua, así como al monitoreo constante de los niveles de las quebradas o ríos.

Departamentos Administrativos