log in

ANTIOQUIA, REGIÓN DE PROPIETARIOS

No pensaba Blanca Beltrán que después de 12 años de habitar una vivienda sin título en el municipio de Caucasia, llegaría el momento, en el que se podría nombrar como propietaria.

Blanca, llegó al municipio con su bebé de apenas 5 meses y encontró en don Apolinar Hernández, una mano amiga que le ofreció alquilarle un predio por la suma de $50.000 pesos mensuales. “Esto acá es chiquito, pero yo creo que se pueden acomodar” fueron las palabras de don Apolinar. La alegría de encontrar un lugar donde quedarse con su pequeño hijo, la impulsó a gastarse todos sus ahorros y pagar un año por adelantado al entonces arrendatario. No contaba entonces Blanca con una enfermedad que aquejo a don Apolinar, quien se vio en la imperiosa necesidad de solicitarle el predio. Recursiva como buena antioqueña, Blanca le propuso dividir la casa para los dos, era tan difíciles los tiempos, que luego de recibir un sí, la separación la hicieron con cartón, lo que permitió que los dos habitaran el mismo lugar.

Lo que no sabía don Apolinar es que Blanca más que ser su arrendataria se convertiría en su mano derecha, cuidadora de sus males y de los dolores inimagibales que produce una dura enfermedad como el cáncer. Adicional a los $100.000 pesos que ya pagaba por el arriendo, Blanca le compraba los medicamentos y hacía las veces de enfermera, acción que no pasó inadvertida por los hijos de don Apolinar, quienes tras la triste perdida de su padre decidieron reconocer el valor de los medicamentos y los cuidados como parte de una posible venta del predio a la querida arrendataria.Haciendo cuentas sólo hacían falta $2.000.000 de pesos para poder ser la “propietaria”. Buscando aquí y allá la generosa mujer logró recoger la suma. Sin embargo Blanca, no pasaba las noches y los días tranquila, pues siempre la invadía el miedo de un desalojo en aquel barrio que había visto crecer a su hijo. Fue entonces cuando Blanca supo de la posibilidad de legalizar su vivienda a través de la adquisición de un título con la Empresa de Vivienda de Antioquia VIVA. “Yo pensé que eso iba a ser muy difícil, pero no, nos explicaron acerca de todos los documentos a entregar, los tiempos, los requisitos y ahora estoy aquí recibiendo el título que me acredita como propietaria”.

En Antioquia Piensa en Grande sabemos que cada historia es única y que son muchos los antioqueños que hoy habitan en predios que no son de su propiedad. Por personas como Blanca es que trabajamos en una región de propietarios. Es hora de volver la mirada al campo y trabajar por el acceso a una vivienda digna que garantice el bienestar de los y las antioqueñas.

Cada acción cuenta. Juntos podemos marcar la diferencia.

Gobernación de Antioquia
Oficina de Comunicaciones
Medellín, 17 de junio de 2016

Departamentos Administrativos